27.9.11

La amistad de Eric


Al salir de clase se cruzó con Eric. El le sonrió. Desire se sonrojó.

-- ¿Cómo fueron tus vacaciones? -- preguntó Eric

-- Oh.. bien.. sí, como cada año, en Camaret con mi abuela.

-- ¿Nunca vas a otro lugar? --

-- No, bueno, por la comarca también, pero siempre a dormir a Camaret. --

-- ¿Vas a casa? --

-- Si........hemmm, pero entraré en la biblioteca. --

-- ¿Vas sola? Te acompaño --

Tarja – I Walk Alone - 

Desire se quedó mirando a Eric bastante asombrada. Titubeó.

-- No sé ... bueno ...  voy a estudiar, sí... voy sola --

-- Será más fácil entre los dos, y tu curso lo tengo superado --

Eric era un año mayor que Desire, y era muy popular en la escuela. Desire no solía entablar conversación con alumnos de otras clases pero no quiso ser descortés.

-- Pensaba estudiar dos horas las materias de mañana, química sobre todo --

-- Me gusta esa materia. Sobre todo las clases de práctica. Tengo un equipo de laboratorio en mi casa. Te lo podría enseñar y practicar con él también --

Esto aún le sorprendió más a Desire. Ir a casa de un chico aunque fuera un alumno de la escuela, no lo había hecho nunca. Se puso nerviosa y apenas le salió la voz.

-- Bueno... algún día podría tal vez....

-- Estupendo. Vamos? --

-- ¿Ahora? --

-- ¿No ibas a la biblioteca? --

Desire se ruborizó...

-- Sí sí.. claro... vamos --

De camino Eric quiso ser amable con ella.

-- ¿Te apetece tomar algo? --

-- ¿Ahora? --

-- Sí, ahora, antes de ir a la biblioteca. Pasamos por delante de Vitam Fruits.... a mí me gustan mucho los zumos de fruta.. ¿y a ti? --

-- Sí, mucho. Está bien. --

-- ¿Tienes alguna combinación especial que te guste más que otras? --

-- Me gustan más las ácidas y rojas, pero si no hay, pues cualquiera, me gusta todo, ¿y a ti? -- se atrevió a preguntarle

-- Oh, mi favorito el de melón y casis --

-- Oh casis... me encanta la mermelada de casis. Mi abuela me enseño a hacer --

-- ¿Sí? Mi abuela también hace. Querré probar la tuya. --

-- Bueno, podría hacer un día. Sí, haré y te daré un frasco --

Entraron en la zumería y Eric pidió para él y Desire. Ella le sonrió. Estaba más cómoda pero seguía inquieta y extrañada. Apenas había entablado conversación con Eric en anteriores cursos. De hecho nunca había pensado en conversar con él. No porque no le resultara interesante, sino porque su popularidad le hacía que casi todas las chicas quisieran estar junto a Eric. Desire no quería estar con alguien conversando porque sí... le parecía que era una pérdida de tiempo. No se había parado a pensar si Eric realmente era una persona con la que se pudiera trabar una amistad enriquecedora y alejada del atractivo sexual que envolvía a Eric.

Desire no tenía una belleza deslumbrante, pero resultaba atractiva. Estaba bien formada y ahora en la adolescencia tenía bonitas curvas. Ella lo sabía e intentaba usar ropa cómoda. Aún así no podía evitar que se le marcaran sus firmes senos a través de las blusas.

-- Uno de bayas rojas y otro de melón y casis -- contestó Eric a la camarera.

-- ¿Sueles venir aquí? --

-- Bastante. Están muy buenos y me benefician --

-- ¿No prefieres hacerlos en casa? --

-- ¿Hubieras querido venir a mi casa a tomarte un zumo? --

Desire le miró y sonrió ligeramente negando con la cabeza... no se atrevió a decirle que no.

-- Tranquila que no te hubiera hecho nada. Quizás cuando vengas a ver el equipo de laboratorio --

-- Bueno, es posible... sí, si ya estoy en tu casa pues sí. --

Salieron del local y bajaron la calle hacia la biblioteca. De camino se cruzaron con dos compañeras de clase de Desire que apenas la saludaron, pero mirando a Eric se mostraron celosas viendo a Desire con él.

Desire bajó la mirada. Ya se imaginaba cual sería el tema de conversación al día siguiente entre sus compañeras.

-- Mejor me voy a casa Eric... gracias por invitarme --

-- ¿No vamos a la biblioteca? ....

-- No, mejor no... me voy Eric.

-- Te acompaño.....

-- Da igual.. vivo cerca. Gracias. Adiós--- y diciendo esto aceleró su paso dejando a Eric parado y extrañado. Nunca una chica le había negado su compañía. Lo intentaré de nuevo -- pensó mientras la perdía de vista al torcer la esquina.








3 comentarios:

miker dijo...

Aloha esto es tuyo???
Es excelente!!!
Me encantó...
Wow lo que me he perdido de mis años en el desierto!!!!
Jajaja, pero he vuelto.
Hoy he vuelto.
Un abrazo queridisima amiga mia.

Aloha dijo...

Gracias miker, bienvenido a mi casa.... en la que no siempre estoy. jajajaja..

Besos y abrazos también para ti querido amigo.

Desa dijo...

Aloha...¿para cuándo hay más?...nos tienes a pán y agua...

Besos Desa...