3.1.09

¿QUIÉN MATÓ AL AMOR? --



Hay historias que deberían enseñarse en la escuela. De niños.

Pero ésta historia se enseña en la escuela de la vida.

Y para aprenderla, has de vivirla en tus propias carnes.

Yo la quise aprender.

Solo que a veces, hace falta repetir el examen.

Por muy buen alumno que sea uno, siempre hay materias que se resisten.


¿QUIÉN MATÓ AL AMOR?



Cuentan que en la historia del mundo hubo un día terrible en el que el Odio, (el rey de los malos sentimientos), convocó a una reunión urgente a los sentimientos más oscuros del mundo y los deseos más perversos del corazón.

Estos llegaron a la reunión con mucha curiosidad. Cuando estuvieron todos, habló el Odio y dijo:


»Os he reunido aquí a todos porque deseo con todas mis fuerzas matar a alguien».

Los asistentes no se extrañaron mucho pues el Odio siempre quería matar a alguien, sin embargo, todos se preguntaban entre sí quién sería tan difícil de matar para que el Odio necesitara a todos.

»Quiero que matéis al Amor», dijo.

Muchos sonrieron malévolamente pues más de uno quería lo mismo.

El primer voluntario fue el Mal Carácter, quien dijo:

«Yo iré, y les aseguro que en un año el Amor habrá muerto; provocaré tal discordia que no lo soportará».

Al cabo de un año se reunieron otra vez y el informe del Mal Carácter los decepcionó.

«Lo siento, intenté todo pero cada vez que sembré discordia, el Amor la superó y salió adelante».

Fue entonces cuando, haciendo alarde de su poder la Avaricia dijo:

«Ya que el Mal Carácter fracasó, iré yo. Desviaré la atención del Amor hacia el deseo por la riqueza y el poder; eso nunca lo ignorará».

Y empezó la Avaricia el ataque hacia su víctima quien cayó herida, pero pudo vencer y se levantó de nuevo.

Furioso el Odio por el fracaso de la Avaricia envió a los Celos, quienes burlones y perversos inventaban toda clase de artimañas para hacerlo dudar al Amor y lastimarlo.

Pero el Amor confundido lloró y pensó que no quería morir, y con valentía se impuso sobre ellos, y los venció.

Año tras año, el Odio siguió enviando a sus más hirientes compañeros, envió a la Frialdad, al Egoísmo, la Pobreza, la Enfermedad y a otros que fracasaron siempre, porque cuando el Amor se sentía débil se esforzaba y todo lo superaba.

El Odio, convencido que el Amor era invencible, les dijo a todos:

»No podemos hacer nada más. El Amor ha soportado todo, llevamos muchos años insistiendo y no pudimos».

De pronto, de un rincón del salón se levantó alguien poco reconocido:


«Yo mataré al Amor», dijo con seguridad.

Todos se preguntaron quién era ese que pretendía hacer, lo que ninguno había podido. El Odio dijo:

«¡Ve y hazlo!».

Tan sólo había pasado algún tiempo cuando el Odio volvió a llamar a todos los malos sentimientos para comunicarles que, luego de mucho esperar, por fin el Amor había muerto. Todos estaban felices, pero sorprendidos. Entonces aquel sentimiento dijo:

«Ahí os entrego el Amor totalmente muerto y destrozado»,

y sin decir más ya se iba.

«Espera», dijo el Odio, «en tan poco tiempo lo eliminaste por completo y no hizo el menor esfuerzo para vivir. ¿Quién eres?».

El sentimiento levantó por primera vez su horrible rostro y dijo:

«Soy la Rutina».

Más de la Dra. Zenair en su Blog:
http://misarticulosdeautoayuda.blogspot.com/


Leí la historia narrada aquí























Discover Mercedes Sosa!




Mercedes Sosa & Francis Cabrel -- Yo Vengo a Ofrecer Mi Corazón --

7 comentarios:

Facundo dijo...

Me encantu tu historia, el que la hayas querido compartir con nosotros, amo esta canción, Soy un convencisdo que lo unico que salvara este mundo, lo unico que cura, lo que nos hace mejores y menos miserables es el amor.
Un abrazo amoroso desde Argentina.

Facundo. www.psicoapertura.blogspot.com

Narkia dijo...

No,no es el amor quien muere...somos nosotros mismos.
Yo amaba la rutina, dentro de ella siempre habia algo distinto, intentabámos siempre sorprendernos mutuamente, hasta que llegó la frialdad y mirar las cosas de forma objetiva hasta que llegué a la conclusión:"Con quererse no basta".
LLevo todo el año con muchos altibajos hasta que me he armado de valor, he necesitado muchos cafés en compañía para saber que iba a hacer lo correcto.
Sabes? Ahora sé que puedo ir sin estar cogida de la mano porque se que no me voy a caer.

Un abrazo amiga.

P.D: volvería a vivir lo mismo y de la misma manera, no me arrepiento

Nelson Diaz dijo...

Me encanta tu estilo mi apreciada amiga, de nuevo te felicito y te agradezco la oportunidad de disfrutar de tus talentos.

Un afectuoso abrazo

aloha dijo...

Narkia, no te permitas morir.

Si sabes que no te vas a caer, es porque algo ya aprendiste. A no caer.

Un abrazo igual querida amiga.

aloha dijo...

Facundo y Nelson:

Llegaron vuestros amorosos abrazos. Para ellos no hay distancias ni fronteras.

Gracias.

Mis besos van para allá.

Narkia dijo...

Como no m voy a acordar de ti? Tú también eres parte de los que me iluminan.
Espero que te haga la misma ilusión que a mi, es tuyo...ve a por él!

Vicky * dijo...

Esta entrada es preciosa y me encanta como refleja la realidad.
Sí los amores mueren, pero he aprendido que así es la vida, una continua montaña rusa y hay que aprovechar las vueltas que la vida nos dá...
Un abrazO