28.6.10

Esperando nada


... y tal vez la vida espera por la colina

... mientras yo tengo toda la vida por delante




Esperando nada

Como cantó Antonio Vega

Voy a revelar una historia que es
a veces mentira y otras no es verdad.
Me quedé sentado esperando la llegada
de la suerte no podía tardar.
Y pasó tanto tiempo que llegué
a ver sombras en color.
Y pasó tanta gente por delante
que nadie me vio.

Esperaría de pie que el anochecer
se fundiera con la tarde y el amanecer.
Como un vendaval a mi paso se revuelven
los trozos de un quemado papel.
Y creció a mi lado como un árbol
toda una ilusión.
Y creció a su lado monstruosa
toda una obsesión.

En plena noche, a eso de las tres
algo se acerca y no se deja ver.
Abre mi puerta quiero entrar y salir
y refrescarme antes de repetir.
Vivo en la calle, estudio de aprendiz
con libros que en la escuela nunca vi.
Abre mi puerta quiero entrar y salir
y refrescarme antes de repetir.

Me perdería de pie esa sensación
de encontrarme con las cosas por segunda vez.
La oportunidad de buscar en los
cajones un recuerdo que amar.
Y pasó tanto tiempo que llegué
a ver sombras en color.
Y creció a mi lado como un árbol
toda una ilusión.


En plena noche, a eso de las tres
algo se acerca y no se deja ver.
Abre mi puerta quiero entrar y salir
y refrescarme antes de repetir.
Vivo en la calle, estudio de aprendiz
con libros que en la escuela nunca vi.
Abre mi puerta quiero entrar y salir
y refrescarme antes de repetir

-- Antonio Vega --
No Me Iré Mañana - 1991









3 comentarios:

Calmado dijo...

Me gusta Antonio Vega, de esta canción me tengo que quedar con la música y la interpretación, porque a la letra no le encuentro el significado.

Parecía un buen hombre, con una sensibilidad especial

Aloha dijo...

Hola Calmado.

Dicen las buenas lenguas que su vida la vivió al amor, con grandes dosis de incomprensión, pero fiel a sí mismo.

Igual que muchos otros. ;)

Gracias por tu opinión.

caselo dijo...

Toc toc toc, quiero comentar. Mi niña la canción espectacular y tu casita una cabaña en medio de la montaña. Se está muy bien aquí. Un abrazo enorme.

Carlos Eduardo